CAJONES FLAMENCOS de KATHO Percusión lleva más de 10 años de experiencia en el mercado de la percusión, uno de los fabricantes con más antigüedad y cuyos cajones están realizados artesanalmente en Granada, ciudad andaluza mundialmente reconocida por su tradición artesana y su gran afición a la música flamenca. Ya bien introducidos en el mercado europeo e internacional, los cajones KATHO Percusión destacan por su alta calidad de fabricación en todo el proceso de producción del producto, combinando con el logro de unos sonidos y timbres de limpia frecuencia sonora, potentes, variados y bien definidos en toda la gama de los diversos modelos de nuestro catálogo.

Sus principales características son éstas:

Los materiales y maderas que se utilizan en la fabricación de todos sus cajones son maderas de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica.

La forma de trabajar y el sistema de montaje del cuerpo o chasis del cajón es lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión. La parte trasera es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo, dándole al cajón una serie de prestaciones que han sido avaladas por grandes percusionistas a lo largo de los años. Dichas prestaciones ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos (sobre todo para aquellos percusionistas que viajan y el cajón sufre cambios de temperatura y humedad brusca), además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul laminado fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados. Consideramos este un detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

Acabados de calidad. Apostamos por tintes y barnices con base al agua de gran calidad, respetuosos con el medio ambiente, de alta elasticidad y durabilidad, resistente a la humedad y al contacto con las manos.

Sistema de Afinación. Todos los cajones cuentan con sistema de afinación, exclusivo de Katho Percusión, con esquinas interiores redondeadas y disposición de las cuerdas en forma de “V”, llegando incluso a tener cajones con 8 cuerdas dispuestas simétricamente en la tapa. Las cuerdas que se utilizan son de guitarra de la máxima calidad en el mercado y del calibre 0,42 al 0,46mm. Así se garantiza un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón.

Entrega del cajón a clientes. Cada cajón, antes de entregarlo a su destino o cliente, están ajustados y afinados a mano por el experto fabricante Katho Percusión. Los instrumentos pasan un estricto control de calidad con el fin de dar respuesta a las necesidades de los músicos más exigentes.

Entre su catálogo de cajones podemos encontrar el formato más pequeño en DM, Mini-Katho Toka, Toka, cuyas dimensiones es de 32x24x24, sistema de afinación en “V”, en diversos colores infantiles, destinado para los más pequeños de la familia; pasando por nuestra nueva versión cadete (42x24x24) en DM para nuestros niños más grandes (entre 7 y 12 años), con 4 cuerdas afinables, diversos colores y gran sonoridad.

Sus cajones básicos de 47x29x29 (Rumba y Basik) poseen una estructura de laminado abedul de primera calidad de 10mm, con sistema de tensión afinada con llave allen de 4 cuerdas en “V V” y con tapas de pino y bubinga. Los cajones de gama media 47x29x29 (Calabó –natural, rojo y negro-, Laguna, Ébano, Cebra, Raíz y Gold –blanco y negro-), con estructura de abedul en su totalidad, con tapas de varias composiciones de abedul, haya, okumen y otras, con distintas chapas leiris, acabados en raíz…, sistema de afinación en “V”, destinado para un cliente más exigente con el instrumento, buena sonoridad en estudio y concierto al aire libre.

Entre los cajones de gama alta de Katho Percusión (Apache, Lokura, Kandela y Juan Heredia), estructura de abedul y cedro rojo de Brasil (Kandela) destacan por su detalle decorativo fresado en el agujero trasero regruesado en contorno, así como la decoración de la tapa con motivos de Taracea Granadina e imitación a detalles de la Alambra, con 4 cuerdas u 8 (kandela) de afinación con tornillo de llave allen. Sector de cajones acto para los más experimentados y aficionados que cuidan al detalle los elementos decorativos de su instrumento, sumado todo ello al timbre y sonido de sus agudos y graves, ofreciendo un producto final muy equilibrado en todos los aspectos.

Uno de los cajones que singulariza a Katho es su Rusti-Katho, cajón que simula a los antiguas cajas de embalaje del Perú que llevaban y percutían los negro afro-peruanos en sus viajes. Ha ambos lados del cajón lleva un listón que permite el típico TACK-TACK SOUND, peculiar sonido seco, combinable con los característicos agudos y graves del cajón.

Algunos modelos incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.

 

 CATÁLOGO DE CAJONES KATHO PERCUSSION


CAJÓN KATHO BASIK



El Basic de Katho Percusión no es el típico cajón para el que comienza a iniciarse en el instrumento y que

El Basic de Katho Percusión no es el típico cajón para el que comienza a iniciarse en el instrumento y que otras marcas hacen con maderas de DM, calabó u okumen, sino que por sus prestaciones es un cajón que no sólo es para el aprendizaje de sonidos y percusiones, sino también un instrumento que perdura tanto en el tiempo como en su sonido desde el comienzo.

El chasis o estructura del cajón (47x29x29) es de contrachapado de abedul de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 20mm. La tapa resonante de golpeo es de laminado Calabó de 3mm.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón.

 

CAJÓN KATHO CALABÓ NATURAL, ROJO Y NEGRO




Dentro de la gama media nos encontra

Dentro de la gama media nos encontramos los Calabó (Natural, Rojo y Negro), apto para aficionados y semiprofesionales de la percusión en diversos estilos musicales pero exigiendo un poco más de calidad al instrumento.

El chasis o estructura del cajón (47x29x29) es de contrachapado de abedul de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 20mm. La tapa resonante de golpeo es de laminado calabó de 3mm.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul laminado fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.



CAJÓN KATHO CEBRA Y ÉBANO

 


Ambos cajones son considerados por su precio de gama media pero podrían competir perfectamente con cajones de gama alta de otros fabricantes; no solo por sus prestaciones y calidades del instrumento, sino también por la gran aceptación que tienen en el mundo de la percusión y acompañamiento a estilos tan diversos como el flamenco, pop, rock, jazz, funk, música brasileña…

El chasis o estructura del cajón (47x29x29) es de contrachapado de abedul de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo (en éstos dos cajones, la parte trasera es tintada en color vengué, lo que hace diferenciarse, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 20mm. La tapa frontal resonante de golpeo es de chapas leiris, composición de varias maderas como haya, okumen y otras.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul laminado fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.


CAJÓN RAÍZ


El cajón Raíz es la conjunción perfecta para el percusionista semiprofesional de dis

El cajón Raíz es la conjunción perfecta para el percusionista semiprofesional de diseño y sonoridad tanto en sus graves como en sus agudos. El diseño enraizado de su tapa lo hace diferenciarse de los demás, ya que resalta a primera vista sobre el escenario o cualquier lugar donde el intérprete ejecuta su sonido acompañando al grupo o en solista.

El chasis o estructura del cajón (47x29x29) es de contrachapado de abedul de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo (en éstos dos cajones, la parte trasera es tintada en color vengué, lo que hace diferenciarse, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 20mm. La tapa frontal resonante de golpeo es de chapas leiris, composición de varias maderas como haya, okumen y otras.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul laminado fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.


CAJÓN RUSTI-KATHO

                                         


Uno de los cajones que singulariza a Katho es su Rusti-Katho, cajón que simula a los antiguas cajas de embalajedel Perú que llevaban y percutían los negro afro-peruanos en sus viajes como esclavos en América. Ha ambos lados del cajón lleva un listón que permite el típico TACK-TACK SOUND, peculiar sonido seco, combinable con los característicos agudos y graves del cajón.

El chasis o estructura del cajón (47x29x29) es de contrachapado de abedul de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo (en éstos dos cajones, la parte trasera es tintada en color vengué, lo que hace diferenciarse, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 20mm. La tapa frontal resonante de golpeo es de chapas leiris, composición de varias maderas como haya, okumen y otras, con acabado en lupa negra.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul laminado fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.


CAJÓN JUAN HEREDIA
 


Nos encontramos con uno de los cajones especiales de autor que más importancia tiene en el mundo de la percusión, el cajón “Juan Heredia”, miembro de la formación musical “Chambao”, cuyas prestaciones y características han sido estudiadas con gran rigor e investigación para sacar el sonido deseado por los percusionistas profesionales, acostumbrados a estar de gira con los diversos conciertos y sobre todo realizar constantes pruebas de sonido con el instrumento; siendo su gran característica la versatilidad en los diversos estilo musicales (flamenco, rock, pop, funk, soul, jazz…). Es un cajón apto para profesionales que hacen grabaciones tanto en estudio como ofrecen acompañan en conciertos en lugares cerrados o al aire libre.

El chasis o estructura del cajón (48x29x29) es de contrachapado de abedul finlandés multicapa de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo (en éstos dos cajones, la parte trasera es tintada en color vengué, lo que hace diferenciarse, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 30mm. Dicha trasera alrededor del agujero de salida posee un detalle decorativo fresado manualmente. La tapa frontal resonante de golpeo es de composición de varias maderas como cerezo, okumen y chapas leiris, todo ello con un discreto diseño de Taracea Granadina, que lo hace singularizarse.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul laminado fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.

 

CAJÓN APACHE

 


El cajón Apache es uno de los cajones de gama alta que más reconocimientos ha tenido entre los percusionistas profesionales y grandes aficionados; las sensaciones producidas por su interpretación son muy buenas, así como el sonido producido tanto de graves como de agudos. Es un cajón que está muy equilibrado en su conjunto, pudiendo establecer diversos sonidos entre la tapa de golpeo y laterales del cajón.

El chasis o estructura del cajón (48x29x29) es de contrachapado de abedul de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo (en éstos dos cajones, la parte trasera es tintada en color vengué, lo que hace diferenciarse, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 30mm. Dicha trasera alrededor del agujero de salida posee un detalle decorativo fresado manualmente. La tapa frontal resonante de golpeo es de composición de varias maderas como haya, okumen y distintas chapas leiris, todo ello con un gran diseño con Rombo de Taracea Granadina incrustado, que lo hace singularizarse.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.

El acabado definitivo del instrumento es inmejorable, rozando la perfección en cuanto a producto terminado. Se apuesta por tintes y barnices con base al agua de gran calidad, respetuosos con el medio ambiente, de alta elasticidad y durabilidad, resistente a la humedad y al contacto con las manos. La pintura nunca se desprende o gotea, lo que le confiere un acabado de primera para un cajón de primera.

 

CAJÓN LOKURA

                                                    


La Lokura llega al mercado con Katho Percusión, por su sonido, característica, calidad, ergonomía en la interpretación, acabado del cajón en todos sus aspectos, diseño e incrustaciones de taracea…, es un instrumento que algunos diseñadores de interiores han ofrecido para sus clientes, ya que su decoración hace que pueda estar en el salón de cualquier familia y cumplir la triple función de poderse tocar, asiento de gran calidad y elemento decorativo.

El chasis o estructura del cajón (48x29x29) es de contrachapado de abedul de 10mm, madera de 1ª calidad y gran porcentaje de densidad, que garantizan resistencia y estabilidad para la estructura, proporcionando una gran sonoridad para la tapa harmónica. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo (en éstos dos cajones, la parte trasera es tintada en color vengué, lo que hace diferenciarse, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 30mm. Dicha trasera alrededor del agujero de salida posee un detalle decorativo fresado manualmente. La tapa frontal resonante de golpeo es de composición de varias maderas como haya, okumen y distintas chapas leiris, todo ello con un innovador diseño en casi toda la superficie de la tapa, con elementos geométricos simétricos a ambos laterales de la tapa de Taracea Granadina incrustado, que lo hace ser un cajón de gama alta y gran minuciosidad al detalle. Toda la decoración no apaga ni entorpece la calidad y prestaciones del sonido, le confiere un toque especial para el acompañamiento y muy apreciado por los percusionistas que interpretan el instrumento.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de abedul laminado fenólico, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 4 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “V V”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.

El acabado definitivo del instrumento es inmejorable, rozando la perfección en cuanto a producto terminado. Se apuesta por tintes y barnices con base al agua de gran calidad, respetuosos con el medio ambiente, de alta elasticidad y durabilidad, resistente a la humedad y al contacto con las manos. La pintura nunca se desprende o gotea, lo que le confiere un acabado de primera para un cajón de primera.

 

CAJÓN KATHO KANDELA

 

                                                                    

Llega la nobleza al mercado del cajón, el Kandela está abanderado por ser un instrumento donde la madera maciza y noble hace que la capacidades tímbrica que producen lleguen más allá de lo que estamos acostumbrados a estuchar habitualmente en ambientes de acompañamientos (tanto con micro como en directos al aire libre o ambiente cerrado). El sonido aterciopelado, sumado a su gran exquisitez de frecuencias de vibración y amplitud de onda, hace que todo técnico de sonido quede perplejo por su calidad del sonido producido.

 El chasis o estructura del cajón (47x29x29) es de madera noble maciza cedro rojo de Brasil. Lo que más se diferencia con el resto de fabricantes del mercado, totalmente ideado por KATHO Percusión es la parte trasera que es del mismo grosor que toda la madera y va embutida en el cuerpo (en éstos dos cajones, la parte trasera es tintada en color vengué, lo que hace diferenciarse, dándole al cajón una serie de prestaciones. Dichas características ocasionadas por embutir la trasera en el cuerpo son el reforzamiento que ofrece de esta manera a la estructura para evitar futuros movimientos o cambios climáticos, además de asegurar al mismo tiempo una extraordinaria respuesta en los graves. Alrededor del agujero de resonancia o salida de sonido, la madera también está reforzada interiormente para ayudar a la estabilidad y potenciar el sonido, con un regruesado de 30mm. Dicha trasera alrededor del agujero de salida posee un detalle decorativo fresado manualmente. La tapa frontal resonante de golpeo es de composición de varias maderas contrachapadas, todo ello con un innovador diseño en la superficie de la tapa, con elementos geométricos rectos y simétricos a ambos laterales y parte inferior y superior, que enmarcan una gran voluta decorativa de Taracea Granadina incrustada, que lo hace ser un cajón de gama alta y gran minuciosidad al detalle. Toda la decoración no apaga ni entorpece la calidad y prestaciones del sonido, le confiere un toque especial para el acompañamiento y muy apreciado por los percusionistas que interpretan el instrumento.

En el interior del instrumento el material que se utiliza es de cebro rojo de Brasil, madera dura sin que el tornillo se desprenda por erosión del golpeo constante de la tapa, (nunca usamos maderas blandas como el pino, ya que es una madera blanda y con el tiempo los tornillos de la tapa terminan por salir y erosionarse, abriéndose el agujero, todo ello debido al golpeo continuo del músico).

Su diseño ergonómico con esquinas y cantos muy redondeados, detalle muy nuestro y especialmente importante, ya que el cajón flamenco es un instrumento que está en permanente contacto con la mano del músico, quien a su vez estará agradecido al tocar con gran comodidad y protección, igualmente de sus manos así como los superficies del instrumento.

El sistema de tensado y afinación de las 8 cuerdas (guitarra calibre 0,42 y 0,44mm), dispuestas en forma de “W  W”, garantizando un buen contacto con la tapa harmónica, dando limpieza al sonido y diferenciando los tonos graves, medios y agudos. Todo ello con un sistema donde los armónicos no son un problema para el percusionista o aficionado, ya que llevan unos elásticos apagadores de armónicos que van horizontalmente a la tapa y sujetos al chasis. La tensión de cuerdas con una llave allen, suministrada con cada cajón. Incluyen 4 cascabeles, fácilmente montables o desmontables en el cuerpo del cajón, según el gusto del percusionista.

El acabado definitivo del instrumento es inmejorable, rozando la perfección en cuanto a producto terminado. Se apuesta por tintes y barnices con base al agua de gran calidad, respetuosos con el medio ambiente, de alta elasticidad y durabilidad, resistente a la humedad y al contacto con las manos. La pintura nunca se desprende o gotea, lo que le confiere un acabado de primera para un cajón de primera.

 ____________________________________________________________________________________________